macro raro

Ci-Fi.

09.10.2001 s3r raRØ ·06·

Sí, ya lo sé. No tengo perdón. No puedo evitarlo, me encanta la ciencia-ficción. Es una declaración alevosa y abierta de que padezco el "Síndrome de Peter Pan". Me quedé encallao en algún lugar de mi pubertad, lo cual no es más que una enfermedad compartida por un 99,9% del mundo occidental.

Nada original. Lo que pasa es que lo disumulo fatal.

Enganchado a la tele, a mi serie favorita -cómo no, de marcianos-, recuerdo haber escuchado más o menos la siguiente frase: "Nunca hay que rendirse. Hay que aprovechar los momentos de desgracia. Cuando caes por un precipicio es el momento de echar a volar".

Me sonó rimbombante...
... pedante...
... (cualquier cosa que se te ocurra que acabe en "ante")...

Semejante reflexión cayó sobre mi como una losa, penetrando todo mi ser, poniendo alas a mi imaginación y a mis sentidos, los cuales, en un alarde de estupidez supina -¡porque hay que ser cretino!- me hicieron sentir...

... ESPERANZA.

Tranquilos. Se me pasó rápido.

Como ese tonto sofocón que pillas por la calle cuando tropiezas creyendo que tienes delante algún vecino. Miras a ambos lados. No te ha visto nadie. Has sobrevivido.

Tendré que tomarme lo de la fantasía con más calma. Hacer un poco de cura de desintoxicación. ¡Con lo nervioso que está últimamente el patio! Eso me pasa por leer tantas tonterías...
 

¿Hay alguien ahí?

 

 

 

 

 

Incrustaciones.

20.09.2001 s3r raRØ ·05·

Por las incrustaciones jurásico-cacosas que frecuentemente se hallan en los excusados de la empresa en la que trabajo, cabe pensar que alguno de mis compañeros ha confundido la escobilla del water con un cepillo de dientes para dinosaurios.

Tal es la afrenta que sufre uno al entrar por la puerta que se te corta el tema.

Me gustaría poner al día al/los sujeto/s en cuestión acerca de los usos y costumbres de tan preciada herramienta, con el fin de adquirir el estado de paz necesario para tan delicada operación.

Retener no es bueno. Estoy seguro de que es una de las causas de estrés más grave. Uno puede ver en la cara cuando alguien "se está cagando" con más facilidad que cuando "la está cagando". No hace falta "cagarla" para "cagarse". Sólo hay que encontrar un "cagón" que te quiera echar su mierda encima.

Por eso hay que poner fin a tan detestable costumbre.

Sólo es mirar hacia atrás..., para comprobar que no has dejado restos que los demás no quieran compartir contigo. No vale aquello de que ibas con prisa. No se debe cagar rápido. Corres el riesgo de rajarte el culo, de fabricarte una fístula de dimensiones enciclopédicas.

Quiero entrar tranquilo al water, sin restos ni colillas, que los hay que creen que es un cenicero y ni tiran de la cadena. No entiendo cómo pueden cagar fumando. Algún día se van a quemar lo que yo me sé. Quiero entrar pensando en lo sociables que son mis compas, en que no harían nada que no les gustase que les hicieran a ellos.

¿Es tan difícil...?


... stres, stres, stresssssss....

 

Ojazos. (más)

07.09.2001 s3r raRØ ·04·

... los enanos...

... que nadie piense que estoy en plena etapa reproductora o similares. Esta mala costumbre mía de fotografiar mocosos es sólo recreativa.

Hace tiempo ya que decidí terminar con mi línea genética, todo y pertenecer una de las ramas más tolerables de mi familia. Si no recuerdo mal, todos tenemos dos brazos, dos piernas, dos... bueno... dos de todo, colocados de una manera más o menos simétrica, con alguna variación dependiendo del sexo.

Eso sí, hay que contemplar excepciones a esta dualidad. A ver, que recuerde... mi nariz, la muy jodía, "una" y "torcida";... el tarro, "uno" y "retorcido" (mejor no hablar de la facilidad con que lo convertimos en una centrifugadora);... y alguna otra parte de mi cuerpo, también "una" y "torcida".

No quiero ni pensar lo que sería el mundo con unos cuantos paranoicos potenciales más como yo. ¡Imagínate que se descontrolan y se vuelven psicópatas! Tampoco es que considere que fuera a ser un mal padre, que de progenitores malos y cabrones está el mundo lleno. Lo que pasa es que uno se para un par de veces a contemplar el panorama y llega a la conclusión de que ya empezamos a ser demasiados. Ahora mismo no me apetece añadir más leña al fuego.

¡No verás a Pinochet o a cualquier otro "mafia" con planteamientos similares a los míos, no! Esos quieren propagarse. A cualquier precio. ¡Cómo procrean, los cabrones! Tienen un miedo bárbaro a quedarse sin nadie a quien mandar o joder y se reproducen como conejos. ¿No resulta curioso el cambio de sentido e intensidad que adquiere la palabra "familia" en sus bocas...?

Eso sí. Sus niños siguen saliendo igual de cojonudos en las fotos...


Avril, futura flautista (la selección fue difícil. Tenía unos cuantos peques...)

 

Ojazos (1a. parte)

30.08.2001 s3r raRØ ·03·

En los arranques de locura fotográfica que me dan periódicamente, y a pesar de no haber conseguido nunca pasar del estatus de aficionado absoluto al tema, he aprendido un par o tres de cosas: que la culpa "no" es de la cámara, que "no" todo el mundo sirve y que si quieres salvar el carrete "nunca" debes olvidarte de tirar una foto a un niño.

Da igual si no le conoces. La hostia que te pueda dar su madre por creer que eres un pederasta de mierda queda compensada por el resultado.

Tu carrete no ha sido malgastado en vano.

Eso en el caso de que consigas conservarlo. Es muy posible que aún tengas que superar la dura prueba de correr a través unas cuantas calles, desafiando al tráfico, aguantando la lluvia de pitidos de claxon e improperios hacia tu santa madre, perseguido por papas, yayos, tías o cualquier familiar airado.

La cosa resulta mucho más sencilla si dispones de familia o amigos con "material" bajito. El problema sería entonces que decidiesen que has de hacer un reportaje de cinco carretes cada tres meses. Pero eso ocurre cada vez menos. Con las nuevas cámaras automáticas -que, dicho sea de paso, cada vez se parecen más a un Nintendo- todo el mundo se cree Annie Leibovitz...

Pero a lo que vamos. Los enanos.

No importa que les encuadres mal, que les desenfoques, que la exposición salga medio velada, en contraluz o que hayas llevado el carrete a Fotoprix. Además, para casos muy extremos siempre hay un padre, madre o coleguita dulzón dispuesto a segregar baba ante la sola contemplación del infante. Te hará sentir orgulloso de haber hecho el positivado.

Y si encima consigues enfocarle los ojos... ¡con qué naturalidad mezclan la ingenuidad y la mala leche en la mirada! No falla ni uno. Todos salen bien, los muy cagones.

Son la repolla...


Ghana, octubre del 2000. Eric, en Vilassar, verano del 2001

 

El mundo rebotao

03.08.2001 s3r raRØ ·02·

¿Nadie se ha fijado en que da la sensación de que todo el mundo sepa más de fútbol que los propios futbolistas? Lo mismo aplicable a artistas, actores, músicos, diseñadores...

No sé vosotros, pero a mí últimamente el concepto de "opinión" me tiene un poco desconcertado. Según los cánones actuales de conversación, uno tiene que "destruir" lo que está criticando. Demolerlo. Eliminarlo. Inutilizarlo. Ma-cha-car-lo. Y, por supuesto, lo que uno defiende se ensalza hasta límites que rayan la divinidad. Todo el mundo estaba equivocado. Nunca nada fue tan... perfecto.

No se defiende un parecer; ¡SE IMPONE! (¡...por mis huevos!!!)

Pues nada. Que vamos un día a la semana a jugar a Fútbol-Siete con los de la empresa y de repente Figo es un babas. Gastamos mil seiscientas pelas en cine y palomitas el día del espectador para ver cualquier "Scary Movie" y automáticamente Julia Roberts no vale un pijo. Nos metemos el fin de semana en Mango, Zara o Mark's & Spencer e inmediatamente la colección de Armani de este verano está falta de imaginación...

Lo que se impone no es el parecer; ¡es una mordida de lengua general! Ninguna de nuestras opiniones se aguanta por ningún lado. Por mucha pasta que se gaste un club en jugadores, gana el que no pierde, que a pesar de todo, el fútbol, como cualquier deporte, sigue siendo imprevisible. El día que vamos a ver la última peli de ese actor fetiche que nunca nos ha fallado, falla. El día que los amigos te obligan (siempre se dice lo mismo; "te obligan") a ver esa mierda de peli de esa mierda de actor que tanto odias, te regala con el papel de su vida.

El otro día me pillé a mí mismo con reflexiones y dudas de ese tipo en medio de un despelleje brutal a Paz Vega -que si actúa de puta pena..., que si se ha metido diez quilos en el cuerpo..., que si sesea por postura..., que si...-.

Me sentí un imbécil rebotón. Esa actriz me encanta. Y me cae muy bien.

PD.- (Con quien no puedo es con Ágata Ruiz de la Prada... ¡No puedo! ¡Que no puedo!...)


Nunca nada fue tan... cansado.

 

En blanco

23.07.2001 s3r raRØ ·01·

Odioso...

.. jodidamente odioso...

Años y años escribiendo para que, a la que alguien te pide que escribas con cierta periodicidad, vas y -cretino de ti- te quedas en blanco.

No hay excusas. No vale la pena buscar explicaciones. Por mucho que digas que tienes mucho trabajo, que tu jefe está de vacaciones, que te acabas de trasladar, que estás pintando el piso, que se te han escapado los pericos o que sufres un bloqueo emocional producto de un trauma infantil que aflora en los meses de verano, lo cierto es que estás acojonado. Es pánico escénico puro y duro.

De hecho, podrías coger cualquiera de los temas anteriores para escribir una bonita historia. Pero no. Tú no. Te echas las manos a la cabeza gritando: "¡No se me ocurre nada! ¡Nada de nada!". ¡Pretencioso de mierda!

¿Cuándo has escrito sobre algo? Siempre ha sido así. Escribir de nada y para nada. Todos los cuentos que te has currado hasta el momento son absolutamente innecesarios. No explican nada interesante. Este fin de semana me explicaba mi tía Olga que, en un capítulo de "Seinfield", un productor les pedía el guión para una serie de televisión. ¿Cuál era el tema que le ofrecían? Nada. Hablar sobre nada.

¿Qué es lo que dan en la tele durante el verano...?
¿Qué es lo que uno prefiere hacer para descansar...?
¿Qué es lo que hacen tus jefes para ganar ese sueldazo...?
Nada.

Pues eso. Que "quedarse en blanco" es odioso pero no es excusa. Y ya ves... Aquí... Delante del ordenador... Tecleando...


Dando la jeta